Divergente de Verónica Roth

Lo bueno de que saquen películas de los libros es que muchas veces, si no te convence el resumen que te han hecho tus amigos de alguna novela, puedes probar a ver qué te parece el trailler. Cada vez que oía algo de Divergente escuchaba que se parecía mucho a Los juegos del hambre y, quizás precisamente porque me encanta esa trilogía, me resistía a leerlo.

Luego vi el trailler y los tres libros empezaron a rular entre las manos de mis amigos, cuyos comentarios despertaron mi curiosidad. Así que a una semana de la primera película me hice con la trilogía entera. Terminé el primero en una tarde y si no me puse inmediatamente con el segundo fue por esta reseña, pues si no veía que al final se me olvidaba lo que había pensado de ella y lo mezclaba con las siguientes. Pero empecemos desde el principio:

divergente

Título: Divergente

Autor: Veronica Roth

Traductor: Pilar Ramírez Tello

Editorial: RBA

Precio: 18€ (amazon)

Páginas: 460

Sipnopsis:

En el Chicago distópico de Beatrice Prior, la sociedad está dividida en cinco facciones, cada una de ellas dedicada a cultivar una virtud concreta: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes). En una ceremonia anual, todos los chicos de dieciséis años deben decidir a qué facción dedicarán el resto de sus vidas. Beatrice tiene que elegir entre quedarse con su familia o ser quien realmente es, no puede tener ambas cosas. Así que toma una decisión que sorprenderá a todo el mundo, incluida ella.

Durante el competitivo proceso de iniciación posterior, Beatrice decide pasar a llamarse Tris e intenta averiguar quiénes son sus verdaderos amigos, y dónde encaja en su vida enamorarse de un chico que unas veces resulta fascinante y otras la exaspera. Sin embargo, Tris también tiene un secreto, algo que no ha contado a nadie para no poner su vida en peligro. Cuando descubre un secreto que amenaza con desbaratar la, en apariencia, perfecta sociedad en la que vive, también averigua que su secreto podría ser la clave para salvar a los que ama… O acabar muerta.

Opinión personal:

Sí y no. Se parece a Los juegos del hambre en el estilo narrativo, aunque Collins se explaya mucho más en las descripciones que Roth. Se parecen en que la protagonista es una chica joven y valiente, y no tan segura de sí misma como le gustaría. Con Katniss yo me identificaba muchísimo; con Tris la reconozco pero no me identifico, así que no, las protagonistas no son iguales. Y como último dato es un mundo distópico que amenaza con irse a pique, pero eso último es típico de cualquier novela de distopías, porque las historias narran el punto de inflexión, el momento en que las cosas estallan y sus personajes tienen que evolucionar sí o sí. Si no, en lugar de una novela, tenemos un documental.

Pero hasta ahí. Tiene sus detalles y tal, pero creo que eso lo comparten muchas historias, y que haya novelas con aspectos y elementos comunes no significan que sean iguales. Lo que más me ha llamado la atención en cuanto a las diferencias más notorias es el origen de toda esa maldad. En Panem podíamos acusar fácilmente al Capitolio y a Snow -al menos hasta que leímos Sinsajo -, pero aquí no, aquí es la humanidad entera, su forma de pensar, su propia manera de socializar, ese orgullo y ansía de pertenecer a un grupo que, unido a un desarrollo tecnológico que no veo muy lejano, nos presentan una sociedad en la que, nos da la sensación, que algo no va muy bien.

Antes comentaba que en el estilo narrativo se parecían, y me refería, concretamente, al hecho de que esté en primera persona y en presente. Sin embargo, mientras que en Los juegos del hambre hay saltos de velocidad, pues a veces la trama avanza muy lentamente y otra en abrir y cerrar de ojos, aquí no. Aquí es todo rápido, todo seguido: empieza algo y antes de que lo termine, ya está metida en otro lío y eso le da pie a entender algo que clarifica lo siguiente.

Es un libro ligero, rápido y fácil de leer, con muchos personajes que son algo más de lo que aparenta, y numerosos secretos que van surgiendo poco a poco de la mano de algún que otro trauma. Entre las diferencias, tampoco hay un trío amoroso, y la relación entre los personajes es distendida, natural y poco forzada.

En resumen, gustarme me ha gustado. La estructura de la sociedad me recuerda mucho a la República de Platón y me hace preguntarme qué tendrán las novelas distópicas con la Cultura Clásica, porque Los juegos del hambre tendrán mucho de Battle Royal y eso, pero de pan et circus y el castigo de Minos también. Me han comentado que en Insurgente la historia se desmarca aún más de la otra, y que se hacen más irreconciliables, así que tengo mucha curiosidad por saber cómo sigue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s