La sombra de Ender, de Orson Scott Card

Este fin de semana ha sido largo, muy largo. Bajar hasta Murcia para participar en una semana cultural con folklore español de distintas ciudades agota. No sólo por los bailes y los trajes regionales, sino porque Burgos está muy lejos. Y aunque he vuelto con muchas ganas de abrazar mi cama como si fuera mi más fiel amante (lo es), no se me ha olvidado que hoy es día de reseña. Y tengo aquí algo que creo que os va interesar. Que va de esa sed mía de leer sobre culturas y política, de sagas de ciencia ficción donde los autores han mirado nuestro pequeño cosmos con lupa y nos traen su propia versión de él. ¿Tenéis ganas de saber de qué hablo?

la-sombra-de-ender1
Título: La sombra de Ender

Autor: Orson Scott Card

Traductor: No aparece en esta edición.

Editorial: Ediciones B

Precio: 5€

Páginas: 566

Sipnopsis:

Ender no era el único niño en la Escuela de Batalla, sólo el mejor entre los mejores. Bean, un ser prácticamente tan superdotado como Ender, verá en éste a un rival, pero también a un líder irrepetible. Con su prodigiosa inteligencia obtenida por manipulación genética, Bean ve y deduce incluso lo que Ender no llega a conocer.

Lugarteniente, amigo, tal vez posible suplente, Bean nos muestra el trasfondo de lo que ocurría en la Escula de Batalla y que, posiblemente, el mismo Ender nunca llegó a saber.

Opinión personal:


La sombra de Ender es el libro que todos los fans de El juego de Ender te recomiendan leer si te ha llegado a convencer este último. Uno de los consejos que más me marcaron cuando me lo recomendaron fue que si no tenía muy claro porqué me había gustado tanto El juego de Ender, La sombra… me lo iba a aclarar. Si no las tenía todas conmigo era, básicamente, porque no acababa de encontrar la razón por la que me había gustado el dichoso libro.

Pero cuando, seis años después me encontré con que un amigo tenía todos los libros de la Saga de Ender, decidí atreverme de una vez. Decidí empezar con La sombra de Ender en lugar de Los hijos de la mente, que “técnicamente” es la continuación de la vida de Ender, porque la historia aún me sonaba un poco -y no porque hubiera visto la peli precisamente -.

Los insectores nunca fueron algo que me llamaran la atención. La Escuela de Batalla se me antoja el típico escenario donde el protagonista se hace adulto, como es la Universidad para Kvothe o la academia de la Guardia Negra para Kip, que está bien, pero ya me espero ciertos esquemas que va a haber si el chico es un genio y poco social. Cómo aprovecharon los hermanos de Ender el poder del mass media para que su opinión política cogiera fuerza en un mundo de adultos era, de lejos, lo que más me llamaba la atención.

Quizás sean los años que han pasado desde entonces o, como el autor del prólogo, Miquel Barceló, señala la prosa de Scott mejora en los quince años que pasan entre una novela y otra, pero lo cierto es que La sombra de Ender me gusta mucho más que la novela que la antecede. ¿Por qué? Ahí van mis hipótesis.

Es posible que sea porque a través de las reflexiones, las dudas y los errores que comete el personaje, éste me resulte muy cercano. También es posible porque su constante miedo a morir en cualquier momento, y el velado temor que consigues intuir entre páginas de que nadie lo aprecie, le convierten en una persona difícil de no querer. Ver cómo sus pesadillas “infantiles” salen de las calles de Roterdam para perseguirlo hasta la Escuela de Batalla es un mal trago que pasas con él, mientras tratas de descubrir si preocuparte o sentirte admirado por su decisión de no querer demostrar quién es ante los militares que le rodean y lo entrenan.

Con el pasar de las páginas, fui reconociendo personajes, escenarios y momentos que aparecían en El juego de Ender. En este libro los escenarios y los giros del argumento venían explicados por mandatos militares venidos de los profesores de la Escuela, pero es en La sombra de Ender cuando accedes a la razón de ser de cada una de las decisiones que toman los militares. Todo ello entrelazado con la guerra fórnica, las voluntades políticas de Peter y Valentine, el tipo de relaciones que se daban entre los alumnos de la Escuela de Batalla, y, en especial, la vida más allá de las naves estelares.

La sombra de Ender no sólo explica muchos aspectos que al propio Ender se le pasan desapercibidos y en su mundo interior parecen no importar tanto. También viene equipada con las semillas de lo que será la novela posterior, La sombra de Hegemón, donde, al igual que en la historia de la que hablamos, todas las guerras, los periodos de paz armada, y las estrategias políticas tienen sus consecuencias, tanto en la esfera pública como en la privada. Y es que lo que hace que Bean sea un personaje entrañable y muy útil para Scott es que, a través de él, podemos ver que las decisiones políticas tiene repercusión en una gran variedad de escenarios, desde los grandes asuntos mundiales hasta las vidas de individuos dispares y, en ocasiones, anónimas.

En cuanto a la pregunta clave, bueno, me gustaría comprármelo pero no. ¿Por qué no? Bueno, porque es un homófobo declarado, bastante racista y machista. Algunas palabras del libro lo dejan entrever, como que la palabra que designa a los fórnicos -los insectores a los que hay que matar para liberar el planeta -es maricones. Por eso no compro nada que vaya con su impronta.

Pero, por alguna razón de la hermenéutica literara, no consigo ver nada de eso en su mensaje. La política que despliega es compleja, cosmopolita, y no voy a decir feminista, porque eso os aseguro que no. Las mujeres o son madres o son monjas, o son soldados que no terminan de ser tan fuertes como el hombre. En cuanto a la homofobia del texto, pues… Digamos que porque el mismo autor ha dicho que es homófobo, porque hay relaciones que te incitan a pensar que entre algunos chicos de la Escuela de Batalla hay algo más que admiración y lealtad.

Por eso los leo con avidez. Primero, porque me enriquecen. Tienen aspectos geniales y muy interesantes en cuanto a la sociedad -sí, estoy leyendo ahora mismo otro de la saga en cuestión -. Y segundo, porque están bien escritos, estructurados y los personajes que te presenta son de los que se te quedan a vivir en el corazón.

Anuncios

One thought on “La sombra de Ender, de Orson Scott Card

  1. Seguro que el esfuerzo ha merecido la pena y lo has pasado muy bien u.u

    No he leído nada de la reseña, tengo pendiente de leer la saga desde que hace un par de años me la recomendó Dalila, creo que era el momento que se empezaba a hablar de la película. Antes me quiero quitar Harry Potter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s