La sombra de Hegemón, de Orson Scott Card

Hay domingos locos y luego está el de ayer, en el que hice todo lo posible por centrarme en las opos y en la organización de cierto evento cultural, y apartar la mirada de lo que se cocía en el mundo. Porque ayer se hablaba de muchas cosas. De la caída del muro de Berlín, que en realidad fue derribado de una forma que, supongo, fue totalmente ilegal. De la consulta de Cataluña, en la que lo importante era prestarle ojos al número de participantes, más que al sí o al no. Y de que en Gamonal, ese barrio que está a cinco minutos de mi casa, se está tratando de parar otra obra chapuza y faraónica pagada con el dinero público.

Y con ese panorama me desperté yo sabiendo qué reseña os iba a mostrar, porque encaja a la perfección. Porque a pesar de los recelos que tenga con Orson Scott Card, sigue siendo uno de los mejores autores, de los que he leído, para hablar de política.

la-sombra-de-hegemon
Título: La sombra de Hegemón

Autor: Orson Scott Card

Editorial: Ediciones B

Precio: 5€

Páginas: 464

Sipnopsis:

Ender y su equipo de niños precoces, convertidos en brillantes estrategas militares, han permitido que la humanidad venciera en la guerra contra los insectores. Ahora que la amenaza externa ha desaparecido, el poder del Hegemón se resiente y los viejos problemas suscitados por la ambición, la política y la guerra vuelven a convertir la Tierra en el habitual campo de batalla entre humanos.

Los antiguos niños precoces se convierten en un bien codiciado para cualquier bando. Bean es el único ex alumno de Ender que sobrevive a un atentado y a varios secuestros. Recupera su anterior condición de guerrero y, con la ayuda de Peter Wiggin –hermano de Ender –, tratará de liquidar al enemigo de ser el próximo Hegemón que devuelva la paz a la tierra.

Opinión personal

Como ya comenté en la anterior reseña que hice sobre uno de los libros de la saga de Ender, me fue difícil escoger qué libro quería leer. Lo bueno, y lo malo, de que sean historias independientes es que no siguen un orden estricto. Elegí <em>La sombra de Hegemón porque después de conocer a Bean me había encariñado demasiado con él y me resistía a dejarle tan pronto.

Sin embargo, he de admitir que me ha costado terminarlo. Personalmente, me ha parecido un libro bastante áspero, aunque había pasajes más suaves en los que el autor te hablaba de Bean, del joven Peter y sus ambiciones pero que tenía que seguir disimulando delante de sus padres; de Petra, la amiga de Ender en la Escuela de Batalla, y de sor Carlotta, que pese a su constante predicar cristiano, acabe por encariñarme con ella.

Las historias de los personajes han sido, sin duda, lo que me han impulsado a seguir cada vez que cogía el libro. Aunque no he tardado mucho, cuando llegué a la mitad y empezó a volverse complejo el argumento bélico político, la lectura se ralentizó.

La historia de la humanidad tras la guerra insectora se sitúa un par de siglos después de ahora, suponiendo que no ha habido muchos cambios en el mapa político porque todas las naciones han estado ocupadas entrenando muchachos en la Flota Internacional. Por ello, los países que menciona Scott Card no sólo me suenan sino que además los ubico en el mapa mundial. Sin embargo, tanta estrategia arriba y abajo me estaba volviendo loca porque generalmente, como tiendo a perderme muy fácilmente entre nombres de posiciones en las guerras -excepto quizás Canción de Hielo y Fuego que tiene tantas que con alguna me quedo, o El señor de los anillos que es por amor a Tolkien y nada más –que no suelo darle mucha importancia. Pero aquí no, aquí los conocía, así que volvía una y otra vez al mapa mundi de mi cabeza –cuando no estaba en mi habitación –y movía a los jóvenes de la Escuela de Batalla, a los gobiernos que aconsejaban y a los soldados que entrenaban una y otra vez.

Es un libro más poblado de ideas políticas que de Bean, al cual he echado de menos, pese a ser uno de los protagonistas. Y es que otro de los personajes importantes que conocí en La sombra de Ender volvía a aparecer. La subida al poder y la bajada a la más absoluta locura hacen de Aquiles un elemento muy importante en esta historia –si bien su marco me aburrió demasiado –.

Mi conclusión al final es que el próximo libro que me voy a leer de la saga de Ender, será de éste mismo. Quizás La voz de los muertos, que ya es hora de echarles un vistazo a los insectores. Sin embargo, hoy por hoy, aunque no esté saturada de Bean –me gusta demasiado, creo yo –, sí lo estoy de la política en el mundo que vive.

Anuncios

2 thoughts on “La sombra de Hegemón, de Orson Scott Card

  1. LOL En vez de opos he leído “… por centrarme en los OPAS” :D ¿Por qué es ilegal? Según lo poco que recuerdo se estuvo negociando durante un montón de meses con diversas protestas y manifestaciones por todo el mundo (todo ese año era lo mismo en la tele), tampoco estoy muy puesto con el tiempo en el tema, de todas formas, sea ilegal o no, fue el término y cierre de muchas heridas occidentales y cualquier muro que no te permite unirte a tu familia sí es ilegal (a parte de que su levantamiento lo es xD).

    Según comentas de la saga tiene una mezcla y actualización de las “antiguas” novelas distópicas al boom de las novelas apocalípticas juveniles de supervivencia.

    Besetes^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s