El conde de Montecristo, de Alejandro Dumas… y un breve comunicado.

Me gustaría decir que he seguido leyendo y que tengo más reseñas en el cajón, pero lo cierto es que no son las suficientes para seguir a buen ritmo el blog. He tenido que postergar mi sorpresita ._. y pensar un poco más friamente. Ahora mismo no puedo ni hacer cuatro entradas al mes y no quiero hacerlas de manera intermitente. El poco tiempo que tengo entre temario y temario, y análisis literario y análisis literario, y perspectivas para hacer unidades didácticas que conjunten literatura con lengua, lo uso para leer y escribir -y para hacer Scrapbook, también es verdad -. He terminado, por fin, El conde de Montecristo, y con él me despido durante un pequeño lapso de tiempo. Pero, ya que estáis aquí… ¡digámonos hasta luego con una buena recomendación!

conde

Título: El conde de Montecristo

Autor: Alejandro Dumas

Editorial: El País. Aventuras (ésta es la mía, la de la foto es una que he encontrado de Mondadori: Grandes clásicos)

Precio: 19 €

Páginas: 749 + 750 = 1.500

Sipnopsis:

(I parte)

Edmond Dantés, un joven marino, es arrestado el día de su boda y conducido al castillo de If, donde permanece catorce años –sin saber nunca la razón de su confinamiento –hasta que logra evadirse gracias a un viejo enemigo de Napoleón, el abate Faria. De él hereda sus conocimientos y un tesoro escondido en la isla de Montecristo. Convertido en un conde rico, influyente y enigmático, vuelve a París para consumar su venganza.

(II parte)

“Hay algo de cierto en eso, Morrel. He descendido de un planeta que se llama dolor”. La aterradora venganza de Edmond Dantés alcanza a todos aquellos que, con una falsa acusación, lograron que pasara en prisión catorce años de su vida. Pero los remordimientos no le dejan disfrutar del triunfo.

Opinión personal

Cada vez que me terminó un clásico tengo dos pensamientos simultáneos. Uno, es que parezco muy moderna con eso de que me gusten los clásicos, aunque por suerte, esa sensación desaparece rápido en cuanto recuerde el aburrimiento que me causó Frankestein cuando me dio por leerlo. El otro es que dado que es un libro que ha sobrevivido a su época y ha causado pasión entre la mayoría de sus lectores, ¿cómo iba yo a ser menos sensible a él?

Y, evidentemente, es algo que me vuelve a pasar con El conde de Montecristo como ya me pasó con Los Miserables. Lo comparo con éste sobre todo por las referencia a la Revolución Francesa, si bien en la novela de Alejandro Dumas es más el contexto que lo que justifica la acción.

En este escenario, Dumas no sólo nos muestra el vaivén que vivía la política francesa durante la lucha de poder entre bonapartistas y los partidarios del rey; sino que también nos deja intuir ese exotismo romántico que poco después de su muerte acogería el Modernismo. Así mismo, Dumas nos ofrece un retrato de la sociedad parisiense tras la Restauración, donde el conflicto entre la nobleza y la nueva aristocracia sale a flote constantemente.

En ese ambiente, nos encontramos con Edmond Dantés que, como veíamos en la sipnopsis, se pasa catorce años de su vida encerrado en una celda del castillo de If. La falta de luz solar es tal que acaba viendo en la oscuridad y cuando consigue escapar, su aspecto nos recuerda al de un vampiro o un ser eterno, y por tanto todo poderoso, capaz de los más maravillosos y terribles actos.

Adivinamos, poco después de comenzar a leer, que Dantés se hará con el poder que le ofrece el abate Faria con sus riquezas y que llevará una venganza que hemos ido rumiando con él durante su encarcelamiento. Sin embargo, lo que yo más temía durante mi lectura, era que Dumas se centrara demasiado en la venganza y se olvidara de un hecho que me parecía lo más relevante de todo: que el conde, por muy Dios que quisiera considerarse, no dejaba de ser un mortal. Y como a todo ser humano que se precie, debían acometerle ciertos reveses.

Por suerte, ocurre. Es difícil comentar este texto sin soltar spoilers, pero para evitarlo os aseguro que Dumas no se olvida de ello, y de hecho, lo considera clave para el desarrollo de la novela y el personaje.

Así, en sus páginas el protagonismo alterna de un personaje a otro, y las vicisitudes que se les presentan a estos nos hacen pensar más en que han sido ellos mismos los autores de sus propias desgracias que Dantés. El convencimiento de su propia autoría en estos sucesos, de los que no podemos negar, sin embargo, su enorme colaboración, termina por hacerle dudar si se está comportando como un enviado de Dios o del diablo.

He de admitir que la presencia de Dios durante toda la obra me ponía un poco nerviosa, si bien, la analogía final con el sacrificio de Isaac me maravilló de tal manera, que se lo disculpo.

En cuanto al estilo, aunque la acción me parece algo lenta, al final da sus frutos. Todos los elementos que Dumas y Dantés elaboran para llevar a cabo la venganza cobran su valor en una secuencia de acciones que, en ningún momento, parece brusca o cogido con pinzas.

Fantasiosa, quizás, pero la arrogancia que el conde pudiera tener al final sucumbe ante aquello de lo que es testigo, pues los tres enemigos mortales de los que Dantés jura vengarse, no están solos. Tienen familiares, amigos, conocidos y las relaciones de los unos con los otros, dan pie al autor para enseñarnos una obra donde, a mi entender, es la sociedad que forman estos personajes los autores de sus gracias y desgracias, y no Dios o el destino. Es decir, que al final el conde sería uno más entre la coral de personajes, y no un instrumento para hacer el bien o castigar.

Por ello, por esa humanidad y por el examen de la psicología que hace Dumas, me convenzo a mí misma de que El conde de Montecristo me ha gustado como tal, y no porque me tenga que gustar por ser un clásico.

Por cierto, creo que se me ha quedado algo del estilo de las críticas literarias que estoy leyendo. Es lo que tiene las oposiciones, qué le voy a hacer xD

En fin, tal y como anunciaba anteriormente, eso será por ahora. Al menos, hasta dentro de un par de meses (no creo que sea capaz de dejarlo durante mucho tiempo. Trabajar con literatura me da más ganas de leer literatura.)

hiatus1

Anuncios

5 thoughts on “El conde de Montecristo, de Alejandro Dumas… y un breve comunicado.

  1. Primero lo primero, se tiene mucho tiempo para leer por afición :)

    No recuero de leer el libro, de primeras da la impresión de causarte mucha pereza y dejar el libro para una mejor ocasión. Veremos… :D

    1. ¿Esa sensación doy? ¡Vaya! Pues me he debido saber explicar mal. El problema es que tenía mogollón de cosas que contar sobre él y no quería hacer una entrada más larga que un día sin pan. En realidad me gustó mucho, pero mucho mucho. Me parece que está todo muy bien hilado y el desarrollo del personaje es brutal. Iba con un tanto miedo y lo cierto es que tardé bastante en leerlo -pero es que es largo -; pero conociendo tus gustos, te lo recomiendo encarecidamente si no te lo has leído.

      1. Sí, tienes toda la razón. Lo he comprendido mal o no he leído lo suficiente, las reseñas de libros pendientes de leer las ojeo por encima para no encontrar con ningún spoiler, esta vez ha sido muy por encima xD

      2. Ya, entiendo el miedo. Yo lo sufro mucho cuando quiero ver si me merece la pena leerme un libro y la gente me lo destripa para ello.

        Por eso intento hacer las reseńas sin spoiler; aunque ahora mismo se considera spoiler ya a cualqur cosa. Pero vamos, que si tienes miedo a encontrarte alguno, no te preocupes.

        Es más posible que haya spoilers en la sinopsis de la segunda parte de un libro (o de una saga) que en las reseñas, pero por eso que te digo. Porque a mí me fastidia un poco encontrármelas, y creo qe se pueden hacer sin destripar la historia.

      3. Es algo muy personal con los libros, prefiero saber lo menor posible de la sinopsis, los personajes y la trama e ir degustando poco a poco las posibles sorpresas que aparezcan :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s