Mr Kiss And Tell, by Rob Thomas and Jennifer Graham (Veronica Mars)

El día que Kristen Bell y Rob Thomas anunciaron la campaña de Kickstarter para resucitar Veronica Mars, me entró tal alegría que contrubuí con algo de dinero a pesar de que en aquel momento no había ningún “premio” para los que no eran de EEUU. Recuerdo pensar que con una película me valía y me sobraba como recompensa, aunque he de decir que los emails que nos enviaba Rob me hacían saltar de alegría cuando los leía. Un año después, tengo la misma ilusión cuando llega a mis manos algunos de los libros que ha publicado desde el estreno. Ilusión y temor porque la historia resulte una sombra de lo que fue. Pero quien no se arriesga, no gana, así que… ¡Vamos allá!

veronica mars. Mr Tell And Kiss
Título: Veronica Mars: Mr Kiss And Tell
Autor: Rob Thomas and Jennifer Graham
Editorial: Vintage
Precio: 14’95 $
Páginas: 330

Sipnopsis:

The Neptune Grand has always been the seaside town’s ritziest hotel, despite the shady dealings and high-profile scandals that follow its elite guests. When a woman claims that she was brutally assaulted in one of its rooms, then smuggled out and left for dead by a staff member, the owners know that they have a potential powder keg on their hands. They turn to Veronica to disprove the woman’s story.

But the case is a convoluted mess. The accused employee is no longer in the country; the secutiry footage shows the woman entering the hotel, but there is no evidence that she ever left; and the victim is someone from Veronica’s past who has no good reason to trust her. As Veronica works to fill in the missing pieces, the one thing that becomes clear is that a dangerous predator is still on the loose… and that he’s one step away from striking again.

_________________Traducido por mí ____________

El Neptune Grand siempre ha sido el hotel costero más rico del pueblo, a pesar de los turbios y famosos escándalos que persiguen a sus elitistas huéspedes. Cuando una mujer declara que fue brutalmente asaltada en una de sus habitaciones, transportada y abandonada para que muriera por uno de sus trabajadores, sus dueños saben que tienen entre manos un barril lleno de pólvora. Por ello, contratan a Veronica para desmentir tal historia.

Pero el caso resulta un asunto enrevesado. El empleado acusado no se haya ya en el país; en las cámaras de seguridad se ve cómo la mujer entra en el hotel, pero no cómo lo abandona; y la víctima es una antigua conocida de Verónica, que no tiene ninguna buena razón para confiar en ella. Mientras Verónica trabaja para descubrir las lagunas de la historia, lo único que tiene claro es que un peligroso depredador anda suelto… y que pronto volverá a atacar.

Opinión personal

Este verano comenté qué me había parecido el primer libro que continuaba la serie de Veronica Mars, cancelada hace más de diez años. Durante sus páginas tuve muchos sentimientos encontrados, por lo que en este libro no pude parar de compararlo con el otro para saber si me estaba gustando o no. Y la respuesta es sí. ¿Por qué?

En primer lugar, porque la estructura de la historia me recuerda mucho a la que seguía la serie en sí. Es decir, un caso grande y complicado, en el que muchas personas dejan de prestar atención, pero que para Veronica resulta vital resolver. En parte porque conoce a la víctima, en parte porque su ética le obliga a ello.

Mientras la Veronica del primer libro se parecía más a la que vimos en la película, es decir, una transición a través de un caso “sencillo”, la de este libro nos recuerda a esa protagonista que aceptaba casos porque su conciencia de clase le inclinaba hacia el lado del desfavorecido legalmente.

Lo bueno de los casos largos es que muchas veces Veronica tenía que parar en su investigación y dedicarse a otros casos, más rutinarios, y a través del día a día veías la vida que llevaba. Descubrías los pequeños detalles que componían su mundo, como su relación con sus padres, sus inútiles intentos de conseguir que le regalaran un pony, su vida con Logan y lo que se cocía en el pueblo.

La historia avanza a partir del caso que quedó abierto en la película, cuando Weebil es acusado falsamente de disparar a Celeste Kane. El hecho de resolverlo da pie a los autores para mostrarnos la evolución de Weebil y reencontrarnos con personajes como Cliff y Leo, además de descubrir nuevos personajes que vienen del pasado de Keith Mars.

La víctima también despierta una serie de recuerdos en Veronica y en el lector y es la responsable de que la empatía se adueñe de la lectura. Su identidad resulta clave en un caso en el que las pistas falsas abundan por doquier y el departamento del sheriff Lamb procura ayudar lo menos posible.

El caso no está a la altura de los de las dos primeras temporadas, pero sí guarda cierta similitud con el de la tercera. Por otra parte, el poder apreciar la evolución de Weebil y Logan y qué ha sido de ellos durante los años en que Veronica se “exilió” de Neptune, le suma puntos.

Ah, y la conversación con Madison Sinclair -no importante para la trama, pero ¡qué más da! – es una delicia para todo fan de Veronica Mars. Eso y una serie de pequeños detalles y bromas del autor que es dificil comprender si no se ha visto la serie. En el fondo, Rob Thomas sigue agradeciendo a los fans la fe en su historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s